fbpx

¿Qué tipos de flacidez hay? técnicas y tratamientos5 min read

La flacidez o laxitud puede llegar a ser uno de los problemas más comunes no solo en las mujeres, sino también en los hombres. Después de los 30 y dependiendo de tu estilo de vida puede que empieces a notar como con el pasar de los años poco a poco tu piel va perdiendo vigor, tersura y elasticidad.
De hecho, para la gran mayoría de las mujeres, la flacidez es el enemigo número uno a la hora de lucir en traje de baño. Por eso, si sufres de flacidez este artículo te ayudará a saber cuáles son las causas más comunes que la producen, qué tipos de flacidez existen, cómo prevenirla y además te enseñaremos cómo tratarla. Así que lee este post, que de seguro te encantará.

¿Por qué aparece la Flacidez?

La flacidez es la perdida de tensión de la piel o del músculo y es causada por la pérdida de dos elementos básicos de nuestra dermis, el colágeno y la elastina. Con el paso de los años tu cuerpo pierde la capacidad de producir estas sustancias, por lo que tu piel comienza a perder elasticidad.

En ocasiones la flacidez se debe también al estilo de vida. Por ejemplo, el sedentarismo. No realizar ningún tipo de actividad física puede llegar a ser una de las principales causas de flacidez corporal. Así mismo, el factor genético, la exposición muy prolongada al sol, problemas tiroideos, la menopausia y una pérdida o subida abrupta de peso, pueden ser causantes potenciales.

Cómo prevenir la flacidez

Para evitar la aparición de la flacidez en tu cuerpo, es importante que empieces por cuidar tus hábitos diarios. Por ejemplo, debes adquirir el hábito de tomar por lo menos dos litros de agua o su equivalente en vasos durante el día.

Evita vicios como el tabaco y el cigarrillo, ya que estos disminuyen drásticamente la producción de elastina en tu piel haciéndote más propenso a la flacidez. Por otro lado, mantente activo durante el día, evita en lo posible pasar largos periodos sentado o en una misma posición.
Trata en lo posible de hacer algún tipo de actividad física como caminar, correr, bailo-terapia, etc. Consume alimentos con alto contenido proteico, y trata de evitar harinas, grasas saturadas y azucares que aumentan la producción de grasa corporal y por ende tu piel perderá tersura y firmeza, cosa que no te favorece en absoluto.

Flacidez en el abdomen

Una de las zonas comúnmente afectadas por la flacidez es el abdomen. Una mala postura, el embarazo, el sobrepeso o pérdida de peso y una mala alimentación pueden ser la causa de la flacidez abdominal.

Cutánea y muscular

Es importante saber diferenciar entre la flacidez cutánea y la muscular. La flacidez cutánea, empieza a notarse principalmente después de los 35 años de edad cuando la piel comienza a perder elementos básicos como el colágeno y la elastina.

El segundo tipo de flacidez, la muscular, puede aparecer incluso en personas jóvenes y es causada principalmente por la falta de actividad física. Sin embargo, ambas pueden coexistir al mismo tiempo.

La flacidez o laxitud en nuestro cuerpo

Las diferentes capas de nuestra piel están compuestas por células y fibras que pueden desempeñar diferentes funciones. Entre esas funciones, está retener agua, producir colágeno y mantener la elasticidad de la piel.

Con el paso de los años, estas células y fibras disminuyen su capacidad de trabajo provocando así que nuestra piel deje de lucir firme y rozagante dando paso así a la flacidez o laxitud.

Flacidez en Pechos (Senos)

Al estar los músculos pectorales ubicados por debajo del pecho, los senos son víctimas de la pérdida de elasticidad y firmeza. Por supuesto factores como el tamaño, composición interna de la mama, y periodos sucesivos de lactancia pueden repercutir negativamente en la apariencia de esta zona de tu cuerpo.

De ahí que la tonificación muscular sea importante para prevenir o mejorar la elasticidad de la piel en esta zona.

Flacidez en Nalgas (Cola)

Quizás una de las áreas donde más se percibe la flacidez es en los glúteos, debido a que es una zona voluminosa del cuerpo. Sus músculos pueden jugar un papel clave a la hora de evitar la flacidez.

Pero, si no están bien fortalecidos y tonificados, lamentablemente la flacidez será muchísimo más notoria. Por consiguiente, una buena rutina de ejercicios a estos músculos ayudará a deshacerte de la flacidez con un poco de esfuerzo de tu parte. Igualmente, masajes y la aplicación de ciertas cremas pueden mejorar bastante la apariencia de tus glúteos.

Flacidez Corporal

Aunque existen diferentes métodos quirúrgicos para eliminar la flacidez corporal, se puede también optar por otras alternativas que ayuden a aumentar la producción de colágeno y elastina en el cuerpo.

Igualmente existen infinidad de productos naturales y cosméticos que sin duda pueden contribuir muchísimo a la desaparición de la flacidez o laxitud corporal.

Tratamientos

Hoy por hoy, no hay excusas para no combatir y hacer frente a la flacidez. Aunque es cierto que todo dependerá en gran medida de las circunstancias y magnitud del problema, tienes a tu disposición muchísimas opciones para deshacerte de ella de una vez por todas.

  • Flacidez muscular: definitivamente no hay atajos, el ejercicio será lo que en definitiva te ayude a acabar con esa apariencia flácida en las zonas de tu cuerpo.
  • Flacidez cutánea: existen diferentes tratamientos estéticos que pueden ayudarte a mejorar el problema.
  1. Cremas tonificantes y reafirmantes, a base de colágeno y elastina.
  2. Electro estimulación, la cual a través del uso de electrodos provoca una estimulación cutánea que aumenta la tonificación de los músculos que tienen flacidez.
  3. La mesoterapia, tratamiento que consiste en micro inyecciones superficiales que ayudan a eliminar la grasa y reafirmar las zonas afectadas.
  4. La radiofrecuencia, es otro método que ayuda a rehidratar, tensar y expandir el colágeno e incrementando también su producción.
  5. Los tratamientos estéticos, como el masaje base circulatorio y el tratamiento a base de vela Smooth.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *