Saltar al contenido

Tipos de Estrias y como puedo Tratarlas

¿Qué son las estrías?

Seguro que quieres lucir una piel sana y bonita, pero lamentablemente las estrías pueden asaltar a cualquiera persona sin avisar. Y no es muy fácil deshacerse de ellas una vez que aparecen.

Realmente se convierten en una preocupación estética. Por eso, acompáñanos a descubrir todo sobre las estrías.  En este post te explicaremos qué son, primeramente, por qué aparecen y qué puedes hacer para evitarlas con eficiencia.

¿Quién puede padecer estrías?

Las estrías son marcas que salen en tu piel debido a un estiramiento abrupto del tejido cutáneo.  Se forman porque las fibras de colágeno y elastina que posees en tu tejido cutáneo se rompen.

Por ello, es común oír a algunas mujeres que están embarazadas quejarse de la aparición de estrías en su cuerpo. Si esa es tu situación, seguro que estás buscando tratamientos de aplicación tópica para mantener tu piel hidratada mientras tu bebé va creciendo en tu vientre.

Pero, no solo las futuras madres padecen de estrías, también podemos señalar a los adolescentes que sufren un crecimiento rápido durante la pubertad, así como aquellas personas que siguen una dieta que aumenta su masa corporal para conseguir aumentar su peso rápidamente o bajarlo.

De manera que, tanto hombres como mujeres, jóvenes y adultos, pueden desarrollar estrías en su cuerpo.

Causas comunes de Estrías

  • Genética: de acuerdo con el ADN de cada familia, algunas personas mostrarán estrías y otras no.
  • Cambios Hormonales: como los que se experimentan durante la pubertad.
  • Raza: es bien conocido que las personas de raza de color tienen menos probabilidades de desarrollar estrías en su cuerpo.
  • Deshidratación: la elasticidad de tu piel guarda una estrecha relación con la cantidad de agua que consumas.
  • Estiramiento brusco de la piel: durante el embarazo es posible que se formen grietas en la piel del abdomen y en los senos. Al practicar ejercicios físicos fuertes que aumenten con mucha velocidad la masa corporal y luego la persona deja de ejercitarse.
  • Dieta: una alimentación pobre en frutas, vegetales verdes y líquido genera envejecimiento prematuro de la piel.
  • Medicamentos: después de seguir un tratamiento con corticoides es posible producir estrías.
  • Estrés: las tensiones emocionales altas y frecuentes matan las células al impedir su correcta oxigenación.

¿Por qué aparecen las estrías?

Las estrías aparecen debido a que la piel cambia de volumen de manera apresurada y, la epidermis que es la capa más profunda, se estira tanto que se hunde, resultando en el rompimiento de la elastina y del colágeno, que son las fibras determinantes en la flexibilidad del tejido cutáneo.

Dado que, la epidermis se adelgaza tanto y no puede soportar el estrés que se genera sobre ella, se originan en la zona cutánea más superficial de tu piel llamada dermis, surcos o líneas que inician siendo de color rojo o morado y luego se tornan rosadas y terminan emblanqueciéndose.

Es muy característico que en la zona donde se forman las estrías no crezca vello, dado que al romperse las cadenas fibrosas también se eliminan aquellas que producen la formación de vellos corporales.

¿Quién tiene más predisposición a la aparición de estrías?

Las estrías asaltan a todas aquellas personas que sufren un estiramiento rápido de la piel a causa de un aumento de su volumen corporal y no hay distinción en sexo.

Estoy embarazada, ¿me saldrán estrías?

Muy probablemente, pero no necesariamente definitivo. Todo dependerá de tu constitución genética y del cuidado que le dispenses a tu piel y tu salud durante toda la gestación.

Durante esta hermosa etapa, tu cuerpo produce mayor cantidad de estrógeno, lo que a su vez contribuye a aumentar los niveles de cortisona y esto estimula la hiperactividad dañina de la corticosuprarrenal, que es la responsable directa de producir estas estrías en los glúteos, las piernas, los senos y el abdomen.

Un adecuado control médico podrá ayudarte a vigilar los niveles hormonales en tu organismo y tomar las medidas necesarias para regular estos valores.

También es significativo el hecho de que tiendas a retener líquido, ya que esto ejerce una presión en la piel que resulta estresante y causal directa en la formación de éstas hendiduras.

La elevación del estrógeno durante la gestación también tiende a colorear las estrías de rojo, debido a que estimula a las células de los vasos capilares para que liberen mayor cantidad de hemoglobina.

¿Qué productos debo utilizar para reducir las estrías?

Principalmente, cremas, geles y productos ricos en retinoides como la tretinoína, la cual contiene vitamina A y ayuda a recomponer el colágeno. Estos cosméticos son usados como exfoliantes o como tratamientos para combatir el acné.  Úsalas sobre todo para prevenir la aparición de estrías en la cola, los senos, el abdomen, las caderas y las piernas.

En el mercado encontrarás mucha publicidad engañosa que te ofrezca eliminar las estrías, pero ten en cuenta que solo aquellas que están comenzando, es decir las de color rojo, son las que tienen más probabilidades de reducir su tamaño y por ende de disimularse.

Y recuerda que estos productos tienen efectos secundarios negativos sobre los infantes.  Es por ello que, si estás embarazada o en período de lactancia, es mejor que evites el uso de estos tratamientos y consultes con tu médico otras opciones.

Asegúrate de que bebes agua suficiente

El agua es el líquido por excelencia para mantenerte 100% hidratada y por supuesto con altos niveles de colágeno y elastina.

Durante la gestación, el agua te ayudará a bajar los niveles de los corticosuprarrenales y así evitar retener líquido, a liberar toxinas e hidratar todas las células de tu cuerpo y el de tu bebé.

Recuerda siempre tomar 2 litros de agua al día. Es muy fácil si te lo propones. Esto representa 8 vasos diarios: 1 al levantarte y el otro, 1 hora antes de acostarte.  Los otros 6 distribúyelos de la manera que te sea más práctico para tu rutina diaria: 3 en la mañana y 3 durante la tarde.

¿Cómo puedo prevenir las estrías?

Es imposible prever de antemano su llegada. Cuando van a aparecer, sencillamente aparecen. Por eso es muy importante que  sigas estas sencillas y prácticas recomendaciones:

  • Bebe 2 litros de agua diario. Mantener tu cuerpo hidratado es clave.
  • Sigue una dieta balanceada y nutritiva basada en frutas, vegetales verdes que te aporten hierro, flavonoides, antioxidantes y Vitaminas A, E y C.
  • Realiza ejercicios físicos adecuados y regulares. Evita subir y bajar de peso de manera abrupta.
  • De manera periódica, exfolia todo tu cuerpo para remover las células muertas y abrir los poros para una correcta oxigenación, así como masajes que favorezcan a tu circulación.
  • Asume un estilo de vida con niveles de estrés controlado.

 

Los hombres también las tienen Estrias

Aunque pudiera ser un poco increíble; lo cierto es que, los hombres también pueden desarrollar estrías debido a que ellos también pueden experimentar un aumento drástico de peso durante su adolescencia, gracias a la dieta que sigan o si practican el fisicoculturismo.

En las zonas de tu cuerpo más propensas se encuentra la espalda, en la zona cercana a la columna vertebral y en los hombros.  Más sin embargo, no son los únicos lugares.

En cualquier parte de tu cuerpo que haya sufrido un aumento de volumen apresurado puede formarse una estría.  De ellas destacamos, aquellas que puedan almacenar mayores cantidades de grasa: rostro, cuello, rodilla, abdomen, glúteos y brazos.

Lugares más comunes donde salen las Estrías

  • Glúteos
  • Caderas,
  • Muslos
  • Piernas
  • Brazos
  • Senos
  • Abdomen
  • Rodillas
  • Tobillos

 

No sólo salen con el embarazo

Es muy cierto, no solo salen con el embarazo. Existen otras condiciones directas que inciden en el aumento de peso vertiginoso como el período de crecimiento que experimentan durante la adolescencia, si se practica un deporte de actividad física estresante como el fisicoculturismo o si se tiende a ser una persona obesa.

Pero no salen con todos los embarazos

Muchas mujeres informadas mantienen un control adecuado de su peso durante el embarazo, realizan ejercicios físicos moderados, consumen buenas cantidades de agua, siguen una dieta balanceada y nutritiva, y llevan un control hormonal preciso que les permite, en franca comunicación con el obstetra, mantener a raya las desagradables estrías.

También inciden en esto sus antecedentes genéticos, de las dimensiones que alcance su barriga y si se trata de un embarazo único o, por el contrario son embarazos múltiples.

Tratamientos para las Estrías

Hasta ahora no existen tratamientos efectivos para desaparecer las estrías, pero sí para disimular su presencia o reducir su tamaño.

A este respecto, es importante que reconozcas el tiempo que llevan en tu cuerpo, su tamaño y su color, pues, un surco de color blanco es señal de que la afectación está en su última fase y por tanto, más difícil de tratar.

Si por el contrario, aún es roja o de color morado es posible que puedas hacer algo más definitivo por reducir su tamaño debido a que esta tonalidad indica que su aparición es reciente.

En el mercado existen algunos estimuladores dermatológicos que si bien no desaparecen por completo las estrías, sí contribuyen a disimularlas.  Su costo es algo elevado; por lo que, tú misma sopesarás si valdrá la pena su inversión o si decides orgullosamente mostrar tu cuerpo como lo hacen famosas de la talla de Shakira, Cindy Crawdfort o Salma Hayek.

Estos métodos abarcan el ácido retinoico, la radiación infrarroja, el rayo láser y la dermoabrasión, a través de la mesoterapia. Tratamiento que además de inversión monetaria, te exigirá tiempo, paciencia y aguante del dolor que éstas opciones pudieran generar.

La meta de todo tratamiento a elegir será propiciar un equilibrio metabólico y hormonal que permita una adecuada homeostasis cutánea.

¿De qué otra manera se puede acabar con las estrías?

Otra vía alterna para combatir la aparición de estrías es la calidad de los alimentos que eliges en tu dieta. Si te esfuerzas por consumir alimentos ricos en proteínas,  hierro, vitamina A, C, E y en omega-3 estarás aportando a tu cuerpo herramientas que mantengan la elasticidad de tu piel en sus niveles adecuados. Todo esto repercutirá en gozar de salud y por ende de belleza.

El consumo de proteínas como el pescado, las carnes magras, la leche, el queso, el yogurt y el huevo, enriquecerán tus bastimentos de aminoácidos y estos irán directo a la formación de colágeno y elastina.

La ingesta de fuentes naturales de magnesio como: la soja, almendras y las semillas de girasol, entre otros, contribuirán a sintetizar las proteínas que consumas. También puedes encontrarlo en tiendas naturistas o droguerías como suplementos alimenticios bajo el nombre de citrato de magnesio.

El vital papel que desempeña el agua en la prevención de la formación de estrías se deja ver por el efecto directo que ejerce en contrarrestar la retención de líquidos en tu cuerpo y por el hecho de que facilita la eliminación de desechos tóxicos del organismo.  También es importantísimo bajar el consumo de sal y azúcar refinada.

Remedios caseros para las estrías?

Es bien conocido el efecto beneficioso de algunos tratamientos naturales sobre la piel a fin de recuperar la elasticidad y estimular la producción de colágeno.

Entre ellos podemos mencionarte el aceite de rosa mosqueta.  Puedes aplicarlo directamente sobre el tejido cutáneo o añadirlo a la crema hidratante que sueles usar para cuidarte.

Lo mismo puedes hacer con el aceite de almendras, aceite de coco o el de caléndula. Todos efectivos para el cuidado de la piel.

También te recomendamos el uso del áloe vera, el cual puedes obtenerlo directamente de la planta de sábila o adquirir en el mercado productos que contengan Aloe Vera en su composición.

Si optas por tomarlo de la planta, sabe que estamos hablando del cristal de la sábila. ¿Cómo lo obtienes? Primero, corta una penca gruesa y la dejas escurriendo en un lugar apropiado donde pueda dejar salir esa sustancia amarillenta que gotea de ella y que huele desagradable.

Al cabo de un rato, lávala bien y pélala. En su interior hallarás una médula cristalina que resbala entre tus dedos, ese es el áloe vera. Licúalo en un procesador y aplícalo sobre las estrías. O si prefieres, refrigéralo y te lo untas frío.

Configuración